domingo, 12 de septiembre de 2010

Volver sobre la participación








Pareciera ser, que hablar sobre participación otra vez, después de haber reflexionado tres semanas atrás, mi visión ha cambiado mucho; y habría que decir, que este curso “doctic” se caracteriza por generar un tipo de participación muy enriquecedora en la medida que suscita una cantidad de conexiones y posibilidades entre los estudiantes con estudiantes y facilitadores con estudiantes y viceversa. Eso es lo que uno quiere que suceda en su clase. Así mismo, las interacciones entre contenidos, estudiantes, tecnología y aplicaciones de la Web 2.0 han permitido el trabajo colaborativo y autónomo, se ha dinamizado mucho el proceso de reflexión y aprendizaje.



Había participado en cursos muy estáticos y desolados, en cambio aquí se siente el dinamismo y el acompañamiento oportuno casi igual que en la presencianlidad física.


La participación en doctic, propicia el intercambio de experiencias a partir de reflexiones especificas de los participantes con soporte en los recursos semanales. Toda esta interacción ha facilitado el compartir información, la cooperación, construcción colectiva y en cierta medida autorregulación. Se ha tejido una especie de comunidad Web, que se apoya en los servicios web y las aplicaciones web, tales como : Blog, edición de textos en línea, Wiki, Agregadores , videos, microblogging, marcadores sociales, sindicacion de contenidos , agregadores de contenidos, y otros que no recuerdo pero que han permitido interactuar con los otros participantes de forma “activa” . Hay que decir que antes de este curso no conocía casi ninguna de estas herramientas.



Con lo anterior quiero decir que la tecnología juega un papel fundamental en la dinamización de la comunicación y por tanto de la interacción con los otros y con el aprendizaje colaborativo. Si bien doctic cuenta con muchos canales de interacción, siento que es un verdadero desafío para uno como participante seguir el ritmo de los facilitadores, sobre todo porque el trabajo de reflexión es mucho sobre la practica propia –resulta muy interesante y apropiado- y además los recursos que proveen no alcanzan a ser asimilados y socializados a cabalidad. Los participantes en modalidad obligatoria tenemos muchos compromisos académicos tales como: lecturas de otras materias, exposiciones e investigación del proyecto de tesis, y para muchos que anhelariamos estar en el nivel más alto que señala la rúbrica de evaluación; llegamos en algunos aspectos solo al nivel inicial o en desarrollo.


Para concluir quiero responder puntualmente las siguientes preguntas:


¿Qué pasa cuando no se cuenta con tecnología disponible? ¿Hay elementos útiles de la propuesta, más allá de la tecnología?


Cada contexto socioeducativo, es bien particular, y depende de lo que se entienda por tecnología; por experiencia puedo decir, que el hecho de no contar con la suficiente tecnología en términos de equipos y conectividad a Internet, limita la posibilidad de generar espacios dinámicos de enseñanza y aprendizaje, sin embargo, con una mediación pedagógica muy creativa y bastante desgastante para el maestro en la preparación de proyectos de aula, se pueden hacer procesos muy interactivos y constructivos donde el maestro deje de estar en el centro del proceso y propicie mucha motivación y encarrete a los jóvenes con actividades como : Foros, Debates, Salidas Pedagógicas, Lecturas dirigidas, Cómic, Teatro, Caricatura, pintura.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada